705

Tantas cosas sucediendo
sin parar en todas partes
–ahora y ahora y también ahora–,
y, mientras todo eso ocurre,
permanezco aquí, muy quieto,
sentado en silencio, bien escondido
en el centro del centro de mi mundo,
porque se puede huir también
–hacia dentro–
sin salir de casa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios