509

Esta vez va a ser peor,
dijo ella, acariciando su brazo.
Esta vez va a ser peor aún
que la primera vez.
Esta vez va a doler más,
lo sé,
porque no hay rencor.
Eso ayuda, ¿sabes?
El rencor ayuda.
Facilita las cosas.
Nos vuelve prácticos.

Pero no importa.
Vayamos donde siempre.
Llévame al parque donde jugabas
cuando eras niño. Volvamos
a cenar en aquel restaurante
de todos los viernes.
Echo de menos el mar.

Teníamos grandes planes
que el mar se acabó llevando.
Tanto tiempo después, aquí,
ahora mismo, tú y yo, los dos,
míranos, otra vez juntos,
esta vez volvemos al mar,
al mismo mar, a aquel mar
que se tragó todo lo nuestro,
volvemos aquí, una y otra vez,
a contemplar, de la mano,
nuestro naufragio.

No puede haber
nada más bello
que esto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios