106

En esta carrera
donde lo único que importa
­­es no perder,
yo he ido
perdiéndolo todo
alegremente.

Me he despegado del mundo
con la pericia del cosmonauta;
me he sentado a esperar su final
llenando mis bolsillos
con las manos.

Y aquí
me quedaré,
vigilante,
como el
último dinosaurio
sobre la Tierra
reclamando
a destiempo
su meteorito.

Anuncios